miércoles, 3 de marzo de 2010

PREMIOS OSCAR 2010: Up

Los primeros diez minutos de Up es una joya de Pixar. La mezcla de la ternura de una pareja, desde la infancia hasta su ancianidad, y su desenlace dramático es un prólogo que da apertura a una serie de emociones que esta película animada dará a su paso. Carl Fredicksen es un anciano que acaba de enviudar y ahora está pasando por un triste evento; Carl está a punto de perder su casa por culpa de una nueva construcción que se está instalando en los alrededores de su hogar, aquella que encierra sus recuerdos más idílicos, el mismo lugar donde conoció a Ellie y donde vivieron su vida de matrimonio.





La aventura se da inicio cuando Fredicksen pone solución a sus necesidades: el no perder su casa, y el de cumplir su gran aventura; –la que también sería la de su esposa Ellie – viajar a las cataratas del Niágara. Para esto utilizará varios globos de helio para poner a flote su casa, la cual la llevará rumbo al sur de América. Para esto inesperadamente contará con la compañía de un niño explorador, Russell, quien será su lazarillo durante su aventura. Como primer rasgo representativo de este filme animado es la de iniciarse a partir de una serie de personajes tipo. En toda aventura siempre hay una dupla, un Quijote y un Sancho, el serio y el bonachón, el cauto y el problemático. Fredicksen es un viejo con rasgos de amargado, pero siempre con un propósito en pie; llevar su casa a las cataratas. Russell será el pequeño despreocupado, ingenuo y hablantín. Ambos hacen una pareja que atraen por sí solo nuevas aventuras, así como también enemigos y nuevos amigos, tales como Dug, un perro parlante, y un ave de Venezuela. El espacio exótico y desconocido incentiva el aura de la aventura. Muy aparte de todo esto, Up tiene su lado desventurado: sus personajes son víctimas de conflictos personales. Las cintas de Pixar –especialmente las últimas – se han caracterizado por tener temas muy personales. Fredicksen se está recuperando de su viudez. Su misma casa es un fantasma, pero que en realidad no lo persigue, sino se niega a abandonar. La casa simboliza a Ellie, lo mismo pasa con su loca aventura de viajar a las cataratas del Niágara; no es el hecho de cumplir su aventura, sino el de cumplir su promesa a Ellie. Russell por su lado lidia con su ausencia paternal. Su propia vocación de boy scout es un simple pretexto para que su padre pueda prestarle más atención.




Up refleja la vida ensueño de un par de individuos que en realidad no acuden a sus propias metas, sino a aquello que pueda darle significado a sus vidas solitarias. Fredicksen y Russell aparentemente son contrarios pero ambos comparten mucho el uno del otro. Los dos crean sus sueños a partir de sus deseos internos. El inicio de la aventura si bien a comienzo fue un pretexto este los llevará a valorar nuevas cosas, conocer el valor de las promesas y la amistad, aprovechar la compañía del otro y aprender a hacer sus propios libros de aventuras.

No hay comentarios: